Seleccionar página

Pues sí… un día cualquiera, más a menos con seis meses, Piña era una gata en celo, tuvo una semana de no dejar de maullar, me tenía agobiada y no sabía qué le ocurría. Por fortuna un amigo que había tenido dos gatas me explicó lo que le pasaba :S

La ignorancia es atrevida…

Pues pensé que volvería a suceder cada mes, pero en Piña el celo llegaba cada 14 días aproximadamente y esos días eran de no dormir. La esterilización costaba casi 250 Euros y yo la veía todavía tan pequeña 🙁

¿Qué hace una gata en celo?

Para los/as que no han visto nunca una gatita en celo, lo normal es que de giros sobre el lomo en el suelo o en la alfombra, como cuando quiere mimos pero con algo de desesperación. Si le acaricias el lomo agachará todo el cuerpo y levantará la cola, normalmente hacen una especie de taconeo con las patas traseras y reaccionan con la cercanía de voces graves o de hombres.

Mi gata vive en un piso, por lo que no tengo detalles de su comportamiento en exteriores. Pero según comentarios de algunos amigos que viven en aldeas, muchos gatos que llegan a sus casa en busca de comida sobreviven y se mantienen allí hasta que les llega el celo, en esta época suelen desaparecer e incluso morir atropellados porque pasan menos en casa.

Esterilizar a mi gata en celo

Al final decidí esterilizarla y ahí viene la otra parte de la historia. Estaba muy preocupada por sus cuidados, especialmente porque pasa gran parte del día solita en casa. Los días posteriores a su operación los organicé de tal forma que podía estar a su lado evitando que se hiciera daño.

Primero le hicieron una revisión general y una analítica para saber que todo estaba bien y poder operarla. Ese día la llevé por la mañana y me dijeron que pasara a buscarla a las 4 horas más o menos. Yo preferí dejarla un par de horas más para asegurarme de que estuviera totalmente despiera.

Fue impactante verle su pancita sin pelos 🙁

Por fortuna todo salió bien y ella estaba tranquila, la preocupada era yo. Verás que sin pelos se le ve la piel muy delicadita y parece que se fuera a lastimar solo con tocarla. Me costó mucho trabajo aprender a cargarla esos días, porque evidentemente no podía pasar el brazo por debajo de ella.

Cuidados gata esterilizada

  1. Evitar que se lama la herida. Ya sabes que su lengua es bastante áspera y, aunque a Piña solo le dejaron un puntito por fuera, no era buena idea dejar que se lamiera demasiado. La veterinaria me dio un cono para que no llegara a lamerse, pero al colocárselo corrío desesperada y trataba de sacarlo, pensé que así era más probable que se hiciera daño, así que no lo usamos.
  2. Tomó antibióticos por 7 días y analgésico por 4 días. Todos los medicamentos eran especiales para gatos y tenían un sabor que a Piña le parecía agradable. Cuando me dieron las pastillas pensé que sería terrible dárselas cada día porque no podría sostenerla contra mi por su herida, pero el primer día le di un pedacito de barrita snack para gatos y luego puse en mi mano otro trocito más la pastilla y comió todo 🙂 Así cada día. ¡Fue genial!
  3. Yo andaba muy paranóica, siempre tenía la sensación de que la herida estaba de otro color, o que el punto había caído, etc. Pero eran solo mis nervios 🙂 Estaba atenta a Piña, la dejaba que lamiera solo un poco y luego le hacía parar y ella pasaba a lamer otra parte.
  4. A los 10 días fuimos a que le quitaran el punto. Fue rápido y sin dolor. La veterinaria limpió la herida y listo 🙂
  5. Piña ya tiene pelo en la panza 😀

Para quienes han tenido mascota antes, especialmente gatos, esto parecerá una tontería. Pero escribo el post porque yo estaba muy asustada y no sabía si le cuidaría correctamente, tampoco sabía lo que hace una gata en celo ni nada de nada. Así que espero que te sirva de algo… si también eres principiante 😀

En breve podrás leer mis consejos para alimentar una gata esterilizada.

 

A %d blogueros les gusta esto: